miércoles, 20 de enero de 2016

That's all folks!

Pues hasta aquí hemos llegado. Es hora de comenzar nuevos proyectos.
Gracias por haber estado ahí.



lunes, 28 de diciembre de 2015

Mis favoritos 2015





De todas las pelis que he visto a lo largo de este año, sin duda me quedaría con ésta: "Requisitos para ser una persona normal". 

Es el estreno como directora de Leticia Dolera y no ha podido ser mejor. Desde luego ha entrado por la puerta grande y no en vano está nominada como Mejor Directora Novel en los próximos premios Goya. 
Nos cuenta la historia de María de las Montañas, una chica que quiere ser normal. Total nada, verdad? El argumento está muy entretenido, los actores geniales; tiene de todo, su puntito cómico, su puntito tierno, emotivo. Muy delicada y a la vez original. 

Soy de escuchar las canciones que me gustan una y otra vez, hasta que me sangran los oídos. Lo sé, eso es de un cansinismo insoportable, pero no lo puedo evitar. 

Este año he tenido varios hits en mi cabeza, pero creo que la que mas veces he escuchado ha sido "Tired of being alone", de Al Green. Sé que no es precisamente un estreno, pero es brutal, y con razón ha sido la elegida. 



Me lo he tenido que pensar muy mucho en este apartado porque me he leído auténticos librazos. Algunos de ellos los he comentado en el blog gracias a la iniciativa "Uno al mes". 

Finalmente me he decantado por "El proyecto esposa" de Graeme Simsion. Lo he elegido por ser la gran sorpresa literaria del año para mi, y lo increíblemente bien que lo pasé leyéndolo. 



En este apartado lo he tenido más claro: La segunda temporada de Penny Dreadful. Madre mía! La primera temporada me gustó, pero sin llegar a tirar cohetes, pero esta segunda me ha parecido insuperable. 




Comparte con la primera la ambientación de diez, la estupenda interpretación de los actores, un vestuario digno de cualquier superproducción... y a todo ésto añado el argumento de la segunda y la temática, que me ha resultado mucho más sugerente que la anterior.



Y con ésto me despido, no sin antes desearos:









domingo, 27 de diciembre de 2015

Diez Negritos. Uno al mes

Vamos con el último "Uno al Mes" del año. En esta ocasión me he decantado por un célebre clásico: Diez Negritos, de Agatha Christie.


Tengo el vago recuerdo de haberlo leído en mi adolescencia, sin embargo, no recordaba bien cómo sucedían las cosas; afortunadamente, pues ha sido una maravillosa sorpresa volverlo a descubrir.

El argumento de Diez Negritos es de sobra conocido por todos: Diez personas reunidas gracias a un desconocido en una aislada mansión, una cinta grabada con duras acusaciones para todos y unas misteriosas muertes...

Poco nuevo podría yo añadir sobre Agatha Christie. Es sin duda una de las reinas del misterio. Te tiene en vilo hasta las últimas páginas y te atrapa con su prosa fácil y rápida de leer. A pesar de economizar bastante con el lenguaje, consigue sumergirte en sus escenarios a la perfección. 

En fin, que un estupendo libro que me ha encantado re-saborear. 







lunes, 14 de diciembre de 2015

lunes, 30 de noviembre de 2015

El club de los viernes. Uno al mes

Día 30 de noviembre y yo sin publicar mi "Uno al mes"... ¡qué desastre!



Leí esta novela por una amiga que me la recomendó al enterarse de que todos los martes me junto con un grupo de tejedoras a darle con ganas a las agujas y a la cháchara. La verdad es que, al igual que les pasa a las mujeres de la novela, para nosotras juntarnos es también mucho más que tejer; es casi una terapia.

Nosotras, al igual que las protagonistas del libro, lo mismo compartimos un patrón que una preocupación, y las semanas que no puedo ir, las echo muchísimo de menos. 

Le he dado tres estrellitas. Es un libro que está bien, es fácil de leer, entretenido, el final es muy emotivo, pero quizás les falta un puntito para convertirse en novelón. No obstante, os lo recomiendo para pasar un buen rato sin mayores pretensiones.






domingo, 22 de noviembre de 2015

Hasta siempre Roky

Érase una vez...

                 Un cachorro abandonado en mitad de una carretera...

Así es como empezó nuestro cuento con Roky, el cuento más maravilloso que os podríamos contar. Pero como todos los cuentos, por desgracia, también ha tenido un final. 

Roky el día que lo encontramos en mitad de una carretera
Y su final llegó hace dos semanas, el tiempo que he tardado en reunir las fuerzas para dedicarle este post.

Imaginad el perro más noble, más paciente, más cariñoso, más tranquilo, más obediente, más listo... ¿lo tenéis? Pues estáis imaginando a Roky.

Con nuestro otro perro Vader, que nos dejó con el corazón roto hace ya unos años.

Roky apareció en nuestras vidas por casualidad al encontrarlo vagando a su suerte en mitad de una carretera, comidito vivo por las garrapatas y con un hambre de lobo. La idea inicial fue acogerle mientras le buscábamos un hogar definitivo. Pero Roky llegó y, como no podía ser de otra forma, se quedó. Tras un par de semanas con nosotros, fuimos incapaces de separarnos ya nunca más de él. 

Juguetón con grandes y pequeños, perros y perras, paciente con los niños, tranquilo con los gatos. Paseador incansable. Buscador de comida hasta sus últimos días de vida, no había miga o patata en el parque que él no fuera capaz de encontrar. Ese fue, sin duda, el único trauma que le quedó de su época de vagabundo: el ansia viva por la comida; mítica será por siempre la manera que tenía de coger comida de la mano... mejor te andabas con cuidado!!!


Un momento cualquiera del día.

Así es como mejor le recuerdo. Tumbado a mis pies, teniéndole que decir mil veces "quita Roky" para que me dejara pasar, o abrir el armario. Mirándome con esos ojillos que me llegaban al alma. Moviendo la cola cada vez que le devolvías la mirada. 

Ha muerto joven, con apenas 10 años de edad, plantándole cara durante dos años a un linfoma para el que le daban ocho meses de esperanza de vida. Así era él. Un auténtico superviviente.

Estoy segura de que tendremos muchos otros perros a lo largo de nuestra vida, y sé que a todos los querremos, pero tengo la certeza absoluta de que ninguno podrá llegar a ser tan buen perro como él. Sin duda, el mejor perro del mundo. 

Hasta siempre Roky.









miércoles, 28 de octubre de 2015

El bar de las grandes esperanzas. Uno al mes

Comencé esta novela tras oír que la recomendaban en la radio. No soy yo muy de biografías, quizás aún menos de autobiografías, pero aún así, me lancé. 


J.R. Moheringer nos relata su propia infancia y juventud. Cómo se fue formando la persona en que se convertiría con el paso del tiempo. 

Nos habla de familias, de madres, de primos, de abuelos imposibles, de compañeros, de amores, de pérdidas, del arraigo, de la ilusión, de la esperanza.

La primera parte es, sencillamente, brutal. ¿Cómo consigue contar las cosas con tantísima ternura a la vez que lo hace de una forma tan descarnada? Su fuerte madre, la abuela llena de temores, el abuelo que deja caer la casa a pedazos, su tío,  los amigos de su tío, sus primos... Todos los personajes que van apareciendo tienen un papel protagonista en un momento dado. Todos aportan algo a la configuración de su propia identidad. 

La segunda parte del libro nos muestra un J.R. que va madurando a golpe de copa, que siempre vuelve a su refugio particular: el bar y esos hombres en los que él busca un modelo del que carece por haber sido abandonado por su padre siendo un niño muy pequeño.

Un modelo al que parecerse que él cree ausente, aunque al final se de cuenta de que siempre estuvo ahí.

En definitiva, una autobiografía altamente recomendable. 









viernes, 25 de septiembre de 2015

Trilogía del Baztán. Uno al mes

Uff. Madremía.
¿Imaginas leer cerca de mil quinientas páginas sin respirar y con el corazón en un puño? Pues eso sentí yo leyendo la Trilogía del Baztán.


Unos asesinatos. Un paisaje increíble. Una inspectora de policía muy inteligente. Magia. 

Esos son los principales ingredientes de estas tres novelas imprescindibles. 

La inspectora Salazar, una policía muy preparada y con un gran instinto, se enfrenta al caso más difícil de su vida: Resolver los asesinatos de unas niñas ocurridos en su propio pueblo. Para ello contará con la ayuda de sus compañeros policías y de muchos otros personajes que irán  apareciendo a lo largo de las tres novelas.

La trama está muy bien desarrollada. Se nota el gran trabajo de documentación hecho por la autora, tanto en los aspectos relativos a las labores policiales, como en las tradiciones y mitología propias del lugar. El ritmo es brutal de principio a fin. Las descripciones, los diálogos... consigue un gran equilibrio de forma que sientes que ni sobra ni falta nada. En definitiva, una trilogía que llegará a convertirse en un clásico de la Literatura Negra.

Totalmente recomendable, le he dado una puntuación de: Wauuu.







miércoles, 23 de septiembre de 2015

Prejuicios...

Todos tenemos prejuicios. Incluso quienes lo niegan fervientemente. Yo desde luego que sí. Los tengo, los conozco, y vivo con ellos. Creo que eso es lo fundamental, saber que están ahí para en un momento dado, superarlos. 

Mis prejuicios son de lo más variopinto. En general no me hacen odiar a nadie de primeras, simplemente me hacen "desconfiar" de determinadas personas aun sin conocerlas de nada.

Por ejemplo. Desconfío plenamente de la gente que afirma que no le gustan los animales. No lo puedo evitar. Es oírlo y notar cómo mis pequeños lemmings internos empiezan a construir un muro enorme que me distanciará de esa persona. Que el muro se puede derruir, por supuesto, pero ya me cuesta un trabajo. 

Lo mismo me pasa con la gente que en el supermercado, cuando está buscando algo en una estantería, abandona su carro en mitad del pasillo, obstaculizando el paso a todos los demás. Que dejarlo a un ladito no cuesta ningún trabajo, pienso, y es pensarlo y aparecer los lemmings...

Autor: Jim. Poet Code

Esos prejuicios son fruto de mis gustos, la educación que me han dado, mis expectativas sobre el comportamiento ajeno... No dejan de ser infundados, aunque con una cierta base. Sin embargo, los tengo mucho más absurdos: Desconfío de la gente a la que le suenan la suelas de los zapatos al andar y de las mujeres que leen revistas "femeninas". Toma-ya. 

En fin, que el primer paso para combatir un prejuicio es conocerlo, y el segundo, obviamente, querer combatirlo. Y yo, la verdad, es que no siempre tengo energía para tanta batalla.






martes, 22 de septiembre de 2015

Bonita publicidad

Comparto este anuncio porque me ha parecido precioso. Y eso que la versión en inglés (que no he sido capaz de encontrar en youtube) es aún mejor porque su voz en off es absolutamente cautivadora. 


Corre. Vuela. No te detengas. 



lunes, 24 de agosto de 2015

El Proyecto Esposa y otros. Uno al mes

Por segundo mes consecutivo me voy a saltar la dinámica de nuestro pequeño Club y voy a comentar varios libros en lugar de uno solo. Luego me quejo de que nuestra "jefa" me llame cariñosamente "la anarquista"... 

Durante este mes de agosto he leído bastante. El tener más tiempo libre ha contribuido, sin duda, aunque también la nueva kindle que mi paciente y nunca suficientemente ponderado esposo me ha regalado. 

Hasta me he creado mi propio sistema de valoración de libros:



Las categorías "no es para mi" y "vacío existencial al acabar" se han quedado desiertas este mes. Ni para la basura, ni para la eternidad... 

De menos a mas:


Cartas a una extraña, de Mercedes Pinto. Es un libro aparentemente interesante; el argumento en principio suena bien: tras morir su madre y tras varios años alejada de su entorno, una chica regresa a su casa de siempre y debe enfrentarse a los duros recuerdos, así como a unos misteriosos sucesos ocurridos en su familia. Sin embargo, no me ha convencido la forma en que está escrito. Aún así, se lee fácil y entretiene. 



Los muertos no aceptan preguntas, de Antonia Romero. Éste apareció en mi kindle y no sé ni cuándo lo compré, ni qué me llamó la atención para hacerlo. A pesar de todo lo he leído y bueno, pues como la categoría dice:"ni fu ni fa". 
Entretenido, con un toque de misterio que deseas desvelar, fácil de leer... Eso es todo. 


Responde primero a la segunda pregunta, de Patricia Tablado. Esta novela, escrita por una famosa bloguera, pertenece al género chick-lit, novelas para mujeres, lo cual, de por sí, ya me pone un poco nerviosa, la verdad. Está bien escrita, es entretenida, lectura ligera perfecta para el verano. Pero este género, como ya vi cuando me leí la ultrafamosa "En los zapatos de Valeria", no es para mí. 


El santuario del diablo, de Marie Hermanson. Elegí esta novela porque me acababa de leer otra de la misma autora (la cual comento más adelante) y me gustó tanto, que quise repetir. Está muy, pero que muy bien. Tanto la trama como la forma en que está escrita, la descripción de los paisajes, de los personajes... Consigue que te veas en mitad de los Alpes suizos en una atmósfera opresiva y misteriosa. 
Sin duda es 100% recomendable. 


Loca por él, de Helen Fielding. Ah, qué bonito, estaréis ahora pensando, primero dice que no le gustan las chick-lit y ahora le casca 3 estrellas a la novela de este género por antonomasia. Pues sí, y tengo mis razones. En primer lugar que, como decía una compañera de trabajo, todos debemos de tener al menos cinco contradicciones. Y vivir con ellas. En segundo lugar Bridget Jones no se puede decir que sea la típica mujer liberada, sexy y que solo piensa en sus zapatos Manolo Blahnik. Bridget Jones es la imperfección hecha persona, y a mí eso me chifla. Algún día escribiré en el blog sobre mi debilidad por la imperfección.
Por último os diré que esta tercera parte me ha parecido la mejor. He reído y llorado a partes iguales, todo ello salpicado de humor, de ternura, de vergüenza ajena, de empatía... Me ha encantado, para qué lo voy a negar. 



Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café, de Isaac Pachón. Lo compré sin saber que era un libro de relatos, lo cual dio lugar a una pequeña decepción inicial al comenzar a leer. Decepción breve, os lo aseguro, porque son una maravilla, del primero al último. 
Están tan bien escritos, cuentan tanto en tan pocas palabras... Algunos son absolutamente inolvidables; los acabas y  necesitas unos minutos para saborearlos un poco más antes de pasar al siguiente. 
Altamente recomendable su lectura.


Una extraña en la playa, de Marie Hermanson. De la autora de "El santuario del diablo". Como en éste, los personajes están muy bien definidos, parece que los conocieras al dedillo, el entorno, las experiencias a las que se enfrentan, todo está tan bien narrado, tan bien descrito... casi consigue que huelas el mar y oigas las gaviotas de fondo.
Sin duda un libro perfecto. 


El guerrero a la sombra del cerezo, de David B. Gil. Quién me iba a decir a mí que una historia de samuráis me atraparía de tal forma. Y sin embargo, lo hizo. No leí esta novela, la devoré. De pronto me encontré en el Japón medieval, rodeada de samuráis y médicos, y señores de casas feudales y misterio, y aventura, y amor, y venganza... Consigue un ritmo en ocasiones trepidante, y por momentos sosegado, con un montón de frases para la reflexión. Un diez de libro.


El proyecto esposa, de Graeme Simsion. Y por último: la sorpresa. Lo leí por recomendación de otra participante de este club y lo hice con desconfianza, pues también elogió otro que a mí me había espantado. Aún así, me lancé. 
Qué descubrimiento: es entretenido, inteligente, tierno, con un sentido del humor maravilloso y un protagonista que, aunque sea como Sheldon Cooper novelado, consigue que te enamores de él y sus "cosillas". 
Aunque no ha llegado a la categoría de "vacío existencial al acabar" sí que me ha dado auténtica pena terminarlo, y de hecho ya le he echado el ojo a la segunda parte... 


Y éste ha sido mi resumen de lecturas del mes de agosto. Si has llegado hasta aquí, felicidades, tienes mucho mérito!!




martes, 28 de julio de 2015

Ese loco bajito...

Mañana cumple cuatro años uno de mis locos bajitos. El más loco y más bajito, para ser más exactos. Cuatro años. No imagináis lo increíble que me resulta. Ya sé que es un topicazo, pero es que realmente me parece que fue ayer cuando nació. 

En estos cuatro años ha sabido hacerse su propio hueco, a pesar de que todos sabemos que ser el segundo es un asco. Con sus ojazos azules y su pícara sonrisa ha sabido ganarse sus propios títulos. No cabe duda de que es el comediante de la familia, a muecas no le gana nadie, ni a payasadas, ni a golpes que nos dejan a todos con la boca desencajada de la risa. Aunque también es el campeón de la furia y la cabezonería. 

Pero bueno, así son las grandes personalidades, intensas hasta el extremo. Es el que más ríe y el que más llora. El que más disfruta, el que más se aburre, aunque también el que más cede y el que mejor comparte. 

Las circunstancias de la vida han querido que mañana no tenga un macro cumpleaños como otras veces, pero tendrá lo que para él es realmente imprescindible: la risa fácil de su hermano, alguna chuche y unas velas para soplar. Y para qué queremos más.

Felicidades pequeño.  


sábado, 25 de julio de 2015

El lector del tren de las 6.17. Uno al mes

A lo largo de este mes he tenido muchísima suerte y me he leído unos libros estupendos. Elegir únicamente uno me ha resultado imposible, así que me he decantado por dos, que tienen un clarísimo denominador común:



El lector del tren de las 6.27h.
Esta breve reseña se podría titular: un pequeño e inesperado tesoro.

Elegí este libro prácticamente al azar, en apenas minutos, cuando me iba de viaje y caí en la cuenta de que no tenía nada que leer.  Ni siquiera leí la sinopsis, me dejé llevar por el título. Sin más. Mi única pretensión era tener algo que hacer durante las siguientes cuatro horas.

¿Y qué suele ocurrir cuando nada buscas? Pues que lo encuentras todo.

Este libro es una de esas pequeñas joyas con las que te topas muy de vez en cuando. Es cortito. Creo que el autor ni siquiera tuvo grandes pretensiones con él. Sin embargo, en sus escasas páginas he encontrado momentos de ilusión, de ternura, una prosa impecable, personajes de los que encariñarse, hasta algo que hizo que por un momento me quedara con la boca abierta…

Por supuesto me lo ventilé durante el viaje ¡fui incapaz de levantar la cabeza en todo el trayecto!

Muy recomendable para pasar una agradable tarde veraniega, y si es en una hamaca a la sombra, pues tanto mejor.


La chica del tren
Si el libro anterior lo elegí por urgencia, éste lo elegí por precio. La razón fue tan simple y banal como que lo encontré de oferta.



A pesar de compartir hilo conductor con el anterior (el tren), no tienen nada que ver. Éste es un thriller trepidante que te atrapa de principio a fin. No es que quieras saber qué pasa, es que consigue que NECESITES saberlo.

La estructura es, además, muy original: Una misma historia contada desde la perspectiva de tres mujeres distintas. Por momentos es muy duro, con algún pasaje incluso desgarrador, pero tan bien narrado que, aunque duela, no puedes parar de leer con ahínco.

Una lectura fácil y entretenida,  perfecta para las vacaciones.






"Uno al mes" es una iniciativa de Mamás Full Time y estamos ansiosas por ampliar nuestro club de lectura, ¡anímate a participar!






viernes, 17 de julio de 2015

Natación

No es la primer vez que os hablo de las clases de natación de mis hijos. 

Dos días por semana, repito, dos días por semana, tooodas las semanas de tooodos los meses del largo, larguísimo curso. Nada más y nada menos. Más de ochenta veces preparando las mochilas el día anterior, organizando las meriendas, corriendo de acá para allá, sudando en el vestuario (dios, qué horror el momento vestuario), poniendo bañadores, colocando tapones, ajustando gafas, saludando por el cristal, buscando chanclas en objetos perdidos, deshaciendo mochilas, lavando bañadores, tendiendo toallas... Todo multiplicado por dos.

Un infierno en vida.

Pero entonces llega el verano y ves como tus dos micos se tiran a la piscina sin miedo, disfrutando del agua y nadando cual pececillos, y tu mente hace un flasheado que te obliga a reconocer lo que es, sin duda, evidente: el esfuerzo merece la pena.



lunes, 13 de julio de 2015

Migueladas...

Definitivamente, mi hijo Miguel es un filósofo...